miércoles, 3 de septiembre de 2014

Si tú supieras como te ansía cada parte de mi cuerpo.

Como van pasando los días y todavía no me atrevo a volver aquí.
Estoy en uno de esos momentos en los que te apetece teclear y a ver que surge. Comienzo mi regreso con palabras de veinteañera, pensando en acabar la carrera y en qué ciudad me gustaría vivir mañana.
Dice que ya no escribo porque no tengo sentimientos que hagan resurgir la inspiración, pero yo se que no.
Solamente, él sigue siendo más y más cada día, sin entorpecer nuestra felicidad, llenándome de risas locas y por supuesto, malcriándome como siempre.
Es enternecedor llegar a una madurez de relación, a saber que podrías vivir con él, compartir una vida todavía más común y a despertarte todos los días a su lado. Lo que daría yo por que me diesen los buenos días esos labios seguido de sus besos, seguro que me levantaría con el pie derecho.
Quizás no fue mi primer amor, pero es el primero que no me hace derramar ni una lágrima, y si es así, es de alegría. Es el amor más bonito que ha pasado por mi vida, el más sencillo y grandioso, el que carece de malas intenciones y de malas maneras, el amor que más me ha hecho sonreír, en el que no existe la palabra decepción y en el que todas las discusiones acaban con un buen beso de reconciliación, aunque sea robado.
Puede que seamos unos melosos y unos romanticones anticuados, pero que cojones, como dirían Lily y Marshall en CCAVM: ¡Somos súper tiernos!


¡¡Como te quiero pequeño!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Mi foto
Badajoz, Badajoz, Spain